Estudio de casos: Rinitis en varón de 38 años

Amanece y huele a trigo en el campo siempre que no tengas rinitis

Os presento el caso de un varón de 38 años que solicita acompañamiento porque presenta una rinitis desde hace 4 meses.

En primer lugar me gustaría aclarar que no se puede generalizar con los casos y los síntomas, ya que cada persona puede vivir los conflictos emocionales de una forma determinada. Además no podemos caer en la trampa de hacer relaciones causa-efecto, ya que podríamos perdernos mucha información en el proceso. Por lo que hay que analizar cada caso en particular para ver cómo el inconsciente de la persona a través de los símbolos intenta comunicarse con nuestra parte más consciente. Dicha esta aclaración, procedemos con el estudio del caso.

Si prefieres escuchar el Post puedes hacer clic en el reproductor. 

Rinitis en varón de 38 años

Los síntomas que presenta son dolor de garganta, ahogo y traga saliva constantemente.

Para trabajar el caso nos situamos hace cuatro meses atrás, para investigar en su escenario de vida y ver qué posible estrés podemos encontrar previo a la aparición de los síntomas.

Vive en una casa compartida con varios inquilinos más desde hace seis años. Trabaja en restauración desde hace dos años y tiene una pareja desde hace doce años, pero ésta vive en su casa. Aquí nos encontramos con un exceso, ¿tiene una pareja desde hace doce años y no viven juntos? ¿Cuál podría ser el motivo?

Me cuenta que en esos días su pareja le plantea el ir a vivir juntos, pero que él tiene miedo porque perdería libertad, le da miedo el compromiso y también le preocupa el dinero.

La rinitis es una inflamación del revestimiento mucoso de la nariz, caracterizada clínicamente por uno o más síntomas. Desde un punto de vista médico, estaría causado por infección de virus o bacterias, por otros medicamentos o enfermedades, por el frío o humedad en el ambiente, etc.

Desde la Bioneuroemoción® no descartamos el punto de vista médico, pero sí tenemos en cuenta otros factores emocionales que no se tienen en cuenta en la práctica médica convencional. Entendemos que la enfermedad es multifactorial y que puede haber varios factores que afecten a la etiología del síntoma.

Este paradigma no es nuevo, autores como C.G. Jung ya hablaba de enfermedades asociadas al simbolismo del órgano afectado y la importancia del inconsciente en esta asociación.

En este caso podemos observar que en el estrés previo a la aparición de los síntomas hay un componente de relación de pareja. Él tiene miedo de ir a vivir con su pareja por los motivos citados anteriormente.

Es normal que ante una situación así la persona tenga cierto estrés, que no tiene por qué ser malo, pero aquí nos encontramos con un exceso, pues son 12 años los que llevan juntos.

¿Y cuál es el simbolismo en este caso? Aunque racionales, unos más que otros, somos animales biológicos y comprender la biología y las conductas animales nos pueden dar muchas pistas para comprendernos mejor a nosotros mismos.

En la naturaleza, los animales encuentran a “sus parejas” a través del olfato. Lo hacen desde los osos en la montaña hasta los perritos en la cuidad.

Él tiene un conflicto interno, por un lado quiere ir a vivir con ella, pero por otro tiene mucho miedo porque perdería su libertad. Este conflicto interno de no saber cómo gestionar esta situación parece estar relacionada con la manifestación del síntoma.

Según Holmes este sería el Acontecimiento Vital Estresante que vive la persona previa a la manifestación de la enfermedad. Además de que el estrés vivido, encaja con el simbolismo del olfato en la búsqueda de la pareja.

Pero, ¿De dónde viene este miedo irracional en esta persona?

Me lleva a un escenario con 8 años, en casa están sus dos hermanos y sus padres. Me cuenta que en casa sus padres están siempre discutiendo, son peleas constantes y pleitos, normalmente por dinero. Este niño de 8 años aprende que la pareja son discusiones y peleas, y tiene miedo. Ahora también toma consciencia de ese miedo no solo al compromiso, sino también de ese miedo sobre el dinero que era el desencadenante de las discusiones en el hogar.

En la actualidad todavía presenta los síntomas, y me comenta que desde hace dos meses que está buscando piso para él sólo porque quiere cambiar de piso, pero sigue teniendo conflictos internos para ir a vivir con su novia.

A través de la consulta se ha dado cuenta de su incoherencia, y del conflicto interno que tiene: “Sí quiero ir a vivir con ella, pero no quiero ir a vivir con ella”.

Ahora comprende de dónde le viene esta información y puede afrontar mejor la situación. Puede tomar conciencia que ese miedo le viene de un aprendizaje en la infancia que le condicionaba inconscientemente en el presente.

Ahora puede elegir cómo vivir esta situación porque es consciente de una información que antes era inconsciente.

También puedes seguir otras publicaciones más cortas que voy realizando en mis redes sociales:

Mi página de Facebook haciendo  click aquí

Mi Instagram haciendo click aquí

Para más información, puedes seguir leyendo los posts o enviarme tus dudas por correo

Javier Badía – Acompañante en Bioneuroemoción® – Máster en PNL – Hipnosis – Coaching

Comenta con tu cuenta de Facebook
× Contacta ahora